La dueña del programa más visto de Estados Unidos

octubre, 2018

Hoy os queremos contar la historia de Oprah Winfrey, una de las mujeres más influyentes de Estados Unidos y en buena parte del mundo. En la actualidad es la presentadora de su programa The Oprah Winfrey Show además de productora, empresaria y crítica de libros. Pero su vida no siempre ha sido de éxito, de hecho, su vida dio un giro inesperado cuando se propuso cumplir sus sueños y objetivos: trabajar en la televisión haciendo lo que más le gustó siempre.

Nació en Misisipi el 29 de enero de 1954 y los primeros seis años de su vida los pasó a cargo de su abuela, pero al cumplir los seis se trasladó a vivir con su madre. Sufrió abusos, maltratos físicos y psicológicos de su madre, y a los 13 años decidió huir de su casa con el propósito de que la policía la encontrara y la llevara con su padre. Así fue, sucedió todo como ella había planeado, así que fue a vivir a Nashville con su padre.

A los 19 años comenzó su aventura en el mundo de la comunicación y empezó de reportera en un programa local de radio. Tres años más tarde le ofrecieron trabajar en un programa de televisión llamado People are talking, en el cual duró más de ocho años. Siempre se ha caracterizado por su naturalidad y su profesionalidad, y esos dos rasgos, entre otros, la llevaron a progresar en su trabajo e ir ascendiendo e introduciéndose poco a poco cada vez más en el mundo de la televisión estadounidense.

Unos años más tarde su vida dio otro giro, ya que la cadena WSL-TV de Chicago la contrató para su espacio matinal A.M. Chicago, y fue entonces cuando la ya presentadora logró hacer que este programa, que cuando entró tenía muy poca audiencia, se colocara en primera posición en el ranking de audiencias. Aprovechando el éxito conseguido, la presentadora decidió lanzar su propio programa a nivel nacional, The Oprah Winfrey Show, en 1985.

El programa se presentaba en 120 canales y tenía más de 10 millones de personas de audiencia. Durante el primer año adelantó a todos los Talks Shows de entonces, posicionándose como la favorita, y también fue en el primer año cuando consiguió recaudar más de 125 millones de dólares.

El mismo año, que parece que fue uno de los mejores años de la vida de la presentadora a nivel laboral, consiguió un papel en una de las películas de reconocido director de cine Steven Spilberg, “El color púrpura” y además fue nominada a los Oscars como mejor actriz de reparto.

Cuando las cosas le iban de maravilla creó una productora, Harpo Productions, en la que puso el programa a su mando en la totalidad, y la audiencia seguía aumentando sin parar. Oprah se había convertido en una líder de opinión absoluta y en un ejemplo a seguir para muchos del mundo de la televisión.

En 2011 Oprah comenzó a trabajar en su propia cadena televisiva, Oprah Winfrey Network, ya que finalizó su contrato con ABC y anunció su retirada.

A lo largo de su trayectoria ha escrito diversos libros, además de ejercer también como crítica de libros, dirige su propia página web y es la editoria de The Oprah Magazine, revista que sigue el mismo hilo que su programa desde el año 2004.

Además de una vida profesional y laboral excelente y trabajada, Oprah también se preocupa mucho por los problemas sociales. Desde pequeña sufrió malos tratos y abuso por parte de su madre, no tuvo una infancia fácil, es por esto que la presentadora siempre se ha mostrado muy receptiva con los problemas sociales de todo tipo, ya sea el machismo, la pobreza, el hambre… Se deja ver en muchos actos de carácter solidario ya sean eventos benéficos o cualquier tipo de acción para recaudar o concienciar a la población sobre la gravedad de estos problemas. Entre muchas otras buenas acciones, Oprah destina cada año millones y millones de dólares para conseguir que jóvenes que, bajo ningún concepto podrían pagarse los estudios, gracias a su ayuda puedan acceder a ellos.

Cuidamos al máximo todo el proceso de selección de las materias primas, la calidad de acabado, la innovación en el diseño, ofreciendo la gama de colores más amplia del mercado.